Galletas con sello

lunes, 27 de octubre de 2014

Hola!





Cuando queremos decorar unas galletas rápido, bien porque se nos ha echado el tiempo encima, o porque nos ha surgido un compromiso de última hora, la glasa no es una opción porque hay que dejar que seque bien para que no se nos estropeen las galletas al prepararlas para regalar.



Esto fue lo que nos pasó el otro día, cuando quisimos regalarle unas galletas a la madre de un bebé recién nacido (¡felicidades de nuevo, Arantza!) pero ya no nos daba tiempo a hacerlas como siempre.

Decidimos probar con un sello, que siempre es una opción rápida, pero esta vez haciéndolo de manera diferente: con cacao.

Necesitaremos:

Nuestra masa de galletas habitual, estirada y fría.
Un sello de silicona apto para uso alimentario.
Cacao puro en polvo.
Un cortador de galletas redondo
Un pincel de uso alimentario para retirar el exceso de cacao





Ponemos el cacao en un plato llano y lo distribuimos por la superficie, de manera que cuando pongamos nuestro sello encima quede bien marcada la leyenda del mismo.  Tened cuidado de retirar el exceso de cacao con un pincel para que el estampado sea más o menos uniforme.

Cuando lo apoyemos en la masa de galletas, tendremos que hacer una presión ligera en la superficie, pero sin llegar a hundir nuestro sello en la galleta.  Con mucho cariño.





Repetiremos esta operación tantas veces como nos quepa el sello en la masa, con cuidado de no mancharla de cacao.  No os preocupéis si algunos se marcan más que otros, o si algunas de las letras no se leen bien, al final, son galletas hechas en casa y no pueden ser todas iguales!





Utilizamos entonces nuestro cortador redondo y cortamos cada una de las galletas, poniéndolas en la bandeja de horno que vayamos a utilizar, con mucho cuidado de que no se deformen.  Enfriamos un ratito en la nevera y las metemos al horno a 180 º tal cual están.  Dejamos que se doren un poquito por los bordes, y retiramos del horno, pasándolas a una rejilla para que enfríen correctamente.







Como veis, algunas de ellas están más bonitas que otras.  Al final, le cogeréis el punto y será muy fácil conseguir que salgan preciosas y sobre todo, deliciosas.

¿Qué os parecen?


P.D.:  Como siempre, muchas gracias por estar ahí, y muchas gracias a Silvia, de "Na Lúa Dulce", Amiga (con mayúscula) de las que no fallan.



Trigo free...

jueves, 7 de agosto de 2014



Porque cada vez sois/somos más los que hemos decidido apartar el trigo de nuestra dieta...nos pusimmos a investigar cómo podríamos conseguir unas riquísimas galletas y que además su textura nos permitiese,incluso, decorarlas. Así que nos pusimos a ello y después de varias pruebas, dimos con la receta adecuada.

Vamos a por ella!

Ingredientes:

- 250 gr de mantequilla que previamente habremos dejado fuera de la nevera para conseguir el "punto pomada".
- 150 gr de azúcar glas.
- 1 huevo tamaño L.
- 300 gr de harina de centeno.
- 100 gr de harina fina de maíz (tipo Maicena)

Batimos la mantequilla con nuestro robot de cocina hasta conseguir una pasta blanquecina. Añadimos el azúcar glas y removemos a velocidad baja hasta que se integre, momento en el que introducimos el huevo ligeramente batido.
Hacemos mezcla con los dos tipos de harina y se añade en dos veces.Una vez esté bien integrada, sacamos la mezcla del robot y amasamos a mano añadiendo la harina de centeno que sea necesario hasta conseguir que nuestra masa no se pegue a los dedos.

El aspecto final, debe ser más o menos así.








Llegados a este momento, estiramos al masa y enfriamos en nevera, al menos 2 horas. Cortamos y volvemos a enfriar. Horneamos a 180º unos 10 minutos.
Y éste es el resultado!!















P.D: Llevábamos casi 3 meses sin publicar en el blog...renovado, por cierto! ¿Os gusta la nueva imagen?

Vireta y Feliz día de la Madre!!

domingo, 4 de mayo de 2014

O también... amor a primera vista, que fue lo que sentimos cuando conocimos a Vireta!!. Recordamos perfectamente la primera ilustración que vimos suya, y a partir de ahí, no dejamos de seguir y admirar su trabajo.

Hace unas semanas nos enamoramos de una de sus ilustraciones...





Y no dudamos en proponerle galletizarla! Así que, nos pusimos manos a la obra. Y como una imagen vale más que mil palabras y explicaciones, ahí va el documento gráfico.






Feliz día, Mamás. Y gracias por querernos y cuidarnos...estéis dónde estéis.

Gracias también a vosotr@s por estar siempre ahí ;).


Huevos estilo "Fabergé" y Felices Pascuas

domingo, 20 de abril de 2014

Hola,

El título de esta entrada podría haber sido "cómo utilizar diferentes técnicas en un mismo proyecto". O simplemente "Felices Pascuas".  Pero hemos querido hacerle un guiño a nuestra fuente de inspiración, que no fue otra que esta foto de un huevo-joya de Fabergé, que encontramos entre las imágenes de Google: 





Como sabéis, el año pasado hicimos nuestros primeros huevos de galleta.  Podéis encontrarlos aquí y en su versión del Sr. Potato, aquí.  Y este año decidimos darle una vuelta más y hacer algo un poco más elaborado.  Estas son las fotos finales del proyecto:





Partimos de masa de galleta de mantequilla coloreada, en este caso de azul:





Hicimos dos mitades de huevo-galleta azules, y las unimos con glasa madre del mismo color.  Aquí podéis ver los elementos necesarios para el proyecto:  Una manga con glasa madre blanca, un par de pinceles de uso alimentario de punta cuadrada, colorante azul, agua, palillos y pintura dorada metalizada.






Empezamos por uno de los extremos del huevo, y hacemos un óvalo de glasa madre, que con la técnica de brush embroidery extendemos hacia la parte superior de la galleta, y vamos añadiendo "pétalos", con cuidado:

Aunque parezca complicado, es una cuestión de paciencia...


Y continuamos, hasta que todo el huevo esté totalmente cubierto...

Dejamos secar un rato, aunque al ser glasa madre no hace falta que sea demasiado tiempo, y procedemos a darle el acabado con la pintura azul.  Nos hemos limitado a pintar rayas azules con un poco de colorante comestible diluído en un par de gotas de agua en todos y cada uno de los espacios que se formaron al hacer la decoración con la glasa, y posteriormente, pintar la glasa de dorado de una forma "rústica"para darle ese toque de "joya" que tienen los huevos Fabergé:

Esperamos que os guste, y aprovechamos para desearos unas muy Felices Pascuas!
Un beso y gracias, como siempre, por estar ahí.

P.D: Y de regalo, vídeo-tutorial ;)




Amor invernal

jueves, 27 de febrero de 2014

A pesar de que ya nos acercamos a la primavera, en Galicia estamos sufriendo lluvia y más lluvia desde hace un par de meses. Eso implica humedad y humedad...y ya sabéis lo que supone eso a la hora de hornear y glasear! Para San Valentín nos apetecía hacer algo diferente, algo en 3D. Así que nos pusimos a pensar, y surgió el "Amor invernal". Aunque hemos de reconocer que no se parecía nada a lo que habíamos pensado inicialmente!

Y como recibimos muchos correos preguntándonos acerca del arbolito, tamaños, y demás, pensamos en hacer un post cortito para explicaros las ideas generales, a pesar de que el tiempo libre escasea últimamente.

- El arbolito está realizado con masa de galleta. Fuimos haciendo la composición antes de hornearlo.

- Glaseamos con consistencia  "glasa casi madre" intentando texturizar la madera.



   
- La base tenía un tamaño aproximado de 21x21 cm.Aquí podéis ver la proporción entre el árbol y la base.


 


- Una vez seca y reposada la glasa, fue el momento de desempolvar los pinceles!

- Los búhos estaban hechos con masa coloreada (la roja, con Extra Red de Sugar Flair). Utilizamos unos cortadores que teníamos guardados  desde Expotarta y que habíamos comprado en el stand de Canela en casa.

- Procedimos al montado con mucha paciencia y utilizando todos los artilugios que se nos ocurrieron para ayudar a su secado y estabilización...y listo!!!













Como siempre, mil gracias por estar ahí, por vuestro cariño y apoyo.

Un besote!

Bundt de Chocolate y Ron

miércoles, 12 de febrero de 2014

Hola,

Un día cualquiera del mes de febrero.  Como hoy.  Llego a casa tras una agotadora jornada laboral y me encuentro un mensaje encima de la cocina, bien a la vista:





Ante este panorama, poco podía hacer.  Salvo sacar los bártulos y ponerme manos a la obra.  Aprovecho también para guardar esta receta en un lugar seguro.  Se trata de un clásico en casa porque a los niños les vuelve locos, pero que hace muchísimo tiempo que obra en mi poder.  Tanto que ni recuerdo de dónde la he sacado (si alguien la reconoce como suya, no tengo ningún problema en darle su bien merecido crédito) pero sí que todos estos años ha estado conmigo apuntada en un papel de libreta y guardada como oro en paño entre el resto de las recetas dulces.

Es una receta muy sencilla pero también muy resultona.  E indispensable para todos los que os guste el chocolate.

Necesitaremos:


INGREDIENTES:

150 g de chocolate negro
125 g de mantequilla
200 g de azúcar moreno.  Vale moscobado, no vale azúcar blanco.
4 huevos L
Vainilla de la buena, una cucharada.
Ron, un chorro generoso
sal, una pizquita
150 g de harina leudante.


PREPARACIÓN:

Precalentamos el horno a 170 grados, sin aire.

Comenzamos cortando la mantequilla y el chocolate en dados y los fundimos con cuidado en el microondas o al baño maría.  Reservamos para que temple un poquito.



En el cuenco de nuestra batidora, ponemos los huevos y el azúcar moreno y batimos hasta que los huevos hayan doblado su volumen, el azúcar se haya integrado del todo y la mezcla esté considerablemente más espesa y blanquecina.




Añadimos entonces la sal, la vainilla y el chorro de ron y mezclamos bien.  Agregamos la mantequilla y el chocolate fundidos que teníamos reservados y nos aseguramos de que se integren bien en la masa.





 Tamizamos la harina leudante y la añadimos, con cuidado y con movimientos envolventes y con una espátula.





Preparamos nuestro molde, en este caso he utilizado un molde de silicona y vertemos nuestra mezcla en él.




Ponemos el molde con la masa encima de la rejilla del horno y lo metemos al horno aproximadamente 50 o 55 minutos, hasta que al pincharlo salga limpio.

Dejamos reposar encima de la rejilla pero dentro del molde aproximadamente 15 minutos y desmoldamos para dejar que se enfríe totalmente.
Si queréis decorarlo, con unas nueces o simplemente con un poco de azúcar glass o de chocolate fundido por encima está precioso. Como ejemplo, este otro que hicimos no hace mucho:





Como os podéis imaginar, esta es la receta base.  Se le pueden añadir nueces, pepitas de chocolate, o ralladura de naranja y cointreau en vez de ron.  Pero tal cual es una delicia.

¿Qué os parece?  ¿Aprendemos las fracciones repartiendo bizcocho entre todos?

Gracias por estar ahí.

Bollos holandeses...porque no solo de galletas vive el hombre!

jueves, 9 de enero de 2014

Estrenamos año (Feliz y Próspero para todos, deseamos!). Nuevos propósitos a nivel personal, profesional...nuevos retos y nuevos proyectos! Los primeros días de este mes los estamos dedicando a reposar las "artes galletiles" después de un mes de diciembre intenso. Y, en nuestras manos han caído unos cuantos libros de repostería. En uno de ellos, Pan Casero de Ibán Yarza, descubrimos varias recetas que no pudimos evitar probar y experimentar. Grandes amantes  de la canela...la receta de bollos holandeses nos llamó mucho la atención!

Así que decidimos probar, y modificar hasta adaptarla a nuestro gusto particular.
Y como somos toda oídos, no podíamos dejar de compartirla con vosotros!!

Allá vamos!

Ingredientes:

700 gr de harina de fuerza
350 gr de leche entera
110 gr de mantequilla sin sal
15 gr de levadura fresca
40 gr de azúcar blanco
Sal
Ralladura de un limón
Aproximadamente 300 gr de azúcar moreno, ideal, muscovado
Canela molida, unas 3 cucharadas soperas (dependiendo de lo que nos guste la canela, podremos intensificar dicho sabor, añadiendo una cucharada más)

Mezclamos los ingredientes de la masa y dejamos reposar unos 15-20 minutos. Trabajar nuevamente la masa hasta que deje de estar pegajosa. Podéis necesitar añadir algo más de harina, dependiendo del grado de humedad. Amasar  unos 10-15 minutos.
A continuación, dejamos levar la masa,hasta llegar a conseguir que doble el volúmen inicial. Al menos necesitaréis un par de horas.
Pasado este tiempo, amasar nuevamente un minuto. Dividimos al masa en porciones de unos 80 gr y les damos forma redondeada.
Mientras tanto, mezclamos el azúcar moreno con la canela y esparcimos sobre un papel de cocina.
Estiramos cada bola de masa de forma longitudinal, en forma de palo. Hacemos que cada uno ruede sobre la mezcla de azúcar y canela. Inmediatamente enrollamos a modo de moño cada uno y dejamos reposar unos 15 minutos antes de introducirlos en el horno. Vamos a necesitar unos 10 minutos con el horno a 220º.

Aquí está el resultado!!


Mil gracias, como siempre, por estar ahí!