"La hija de la bailarina rusa" y Prosperísimo Año Nuevo!

martes, 31 de diciembre de 2013

Hace un par de semanas estuvimos colaborando en el mercadillo solidario de VM17. Belén y Rocío nos plantearon pasar la tarde decorando galletas y, de paso, poner nuestro granito de arena ayudando a Cáritas Tui-Vigo. No lo dudamos ni un segundo!

En ese maravilloso espacio que es VM17, además de otros colaboradores solidarios, durante 4 días, expusieron sus obras en el Christmas Market, gente con muchísimo talento que pudimos "desvirtualizar". Con una de ellas tuvimos "amor a primera vista"!!

Victoria, de La hija de la bailarina rusa nos cautivó con sus ilustraciones desde el primer momento.  Mirad qué preciosidades:













  
Nos resultó imposible no quedarnos prendadas de sus  ilustraciones! Y hablamos y hablamos, a pesar de que a Victoria ya casi no le quedaba voz!! Eran sus últimas horas en Vigo, antes de regresar a La Coruña, después de cuatro intensos días de Christmas Market. A nosotras nos hicieron los ojos chiribitas pensando en "galletizar" una de sus ilustraciones. Y a Victoria le pareció una idea genial! No tardamos en ponernos manos a la obra... 

Y sí, nos gustó especialmente el ángel rojo...¿a quién no??

Y este es el resultado!!!








 Y  se nos ocurrió que podría quedar ideal en un cuadro para colgar...Esperamos que te haya gustado, Victoria! Aprovechamos, desde nuestra humilde "casa virtual" para darte las gracias por contar con nosotras para este precioso proyecto!




Y a tod@s los que nos seguís, aprovechamos para desearos un prosperísimo y felicísimo 2014. Mil gracias, como siempre, por estar ahí!

Besos!!!!



¡¡FELIZ NAVIDAD!!

martes, 24 de diciembre de 2013

Hola,

Aunque son unos días un tanto complicados, en los que algunas personas pasan un mal rato echando de menos a los que ya no están con nosotros...  otros simplemente se ponen "nerviosos" al tener cerca a gente con la que realmente no comparten tantos ratos en el año, aunque sean familia, y siempre hay que intentar sobrellevar los encontronazos lo mejor posible, querríamos aprovechar para desearos una Feliz Navidad.




Nos gustaría, de corazón, que todos pudiéramos vivir la Navidad con la ilusión de los pequeños, con sus caritas de asombro al descubrir, un año más, aquel juguete que tantas ganas tenían de tener, o al ir a la Cabalgata de Reyes y gritar y emocionarse al ver a los pajes y a Sus Majestades de Oriente...




Sabemos que esto no es posible, al menos no en el 100% de los casos, pero igualmente queremos, desde nuestra pequeña casa virtual, invitaros a ser felices, a pensar un poco más en los demás y a ser capaces de reconocer la felicidad y las cosas buenas de la vida en las pequeñas cosas del día a día.




Un beso enorme a tod@s, y ¡¡MUY FELIZ NAVIDAD!!

Flores con chocolate para endulzar la Navidad

martes, 3 de diciembre de 2013

Empezamos pensando en un tronco navideño...porque el ambiente casi lo provocaba. Cada año los grandes almacenes hacen antes su encendido de luces, verdad?. Creemos que es una sensación generalizada. Salimos de Halloween (aunque no solemos celebrarla ni disfrutarla, ciertamente!), y, de repente..una bocanada de aire navideño nos invade!!

Pues lo dicho, pensábamos en galletizar un tronco navideño y...acabamos haciendo flores de galleta. Pero, flores de galleta?? Unas flores cualquieras??? No!!! Tenían que tener algo especial, verdad??
Y ahí empezó todo.

¿Qué tal si estiramos la masa muy fina y la enrollamos? Sí, a modo de brazo de gitano o Phoskitos! Y si luego cortamos?' Cómo podemos hacer para que sea bicolor??

Estáis deseando que os lo contemos, a que sí?? Pues lo primero, una imagen, que vale más que mil palabras!




Receta de masa de mantequilla ( a la que no le puede faltar una riquísima vainilla en pasta!) preparada y estirada a 2 mm. Para conseguir el efecto de 2 colores pensamos, y probamos, varias formas, y la que más nos convenció fue tras espolvorear cacao sin azúcar, vaya,  nuestro fantástico Valor.

Una vez ésto, pasamos a enrollar cual rollito y a la nevera (o congelador)!. Es importante cortar la masa muy fría, de aproximadamente 1 cm. Podemos ayudarnos con una regla para evitar que haya trozos más gruesos que otros.

Y listo! A partir de ahí podemos darle la forma que más nos apetezca. Nosotras hicimos estos bonitos rosetones que, una vez en el horno, pegan sus trozos sin ninguna dificultad.






 Y a partir de ahí dejamos volar la imaginación ...Y salió una bola navideña con intención de colgarla en el árbol. Ilusas de nosotras que pensábamos que allí llegaría!!
 Las galletas bicolor  están pegadas sobre una base esférica de chocolate de repostería. Chocolate, galleta de matequilla con sabor a vainilla...quién puede pedir más??







Besos a tod@s y gracias, como siempre, por estar ahí!

Fuen y Paula.

P.D: Por si algún despistado aún no lo ha visto (o tenéis curiosidad por ponernos "cara"), podéis ver la entrevista y el tutorial que hicimos para Sweet Magazine.

Galletas de grosella

martes, 12 de noviembre de 2013

Nos gustan las frutas del bosque...nos gusta el color morado y rojo intenso, nos gusta el sabor peculiar de estos regalos de la Naturaleza!
Y si nos las encontramos frescas en el supermercado, no podemos resistirnos a comprarlas.  Así fue como nos encontramos con una cantidad considerable de grosellas.  Qué ricas, qué brillantes, qué sabor tan ácido...

Qué podíamos hacer con ellas?? Cupcakes de grosella?? quizás...  pero... ¿¿y qué tal unas cookies con pepitas de chocolate que "neutralizasen" la acidez de las grosellas??

Allá vamos:

- 125 gr de mantequilla que previamente hemos retirado de la nevera un par de horas antes.
- 100 gr de azúcar moreno
- 100 gr de azúcar blanco
- 1 huevo a temperatura ambiente
- 1 cucharadita de Royal
- 300 gr de harina fina de repostería
- 125-150 gr de grosellas frescas
- Pepitas de chocolate al gusto. O chocolate de cobertura cortado en trocitos...
- Aroma de vainilla
- Semillas de sésamo

Batimos la mantequilla con el azúcar, que incorporaremos en dos ocasiones. Añadimos el huevo hasta conseguir una masa con aspecto de "cortada". Incorporar el aroma de vainilla y posteriormente la harina y el Royal. Una vez finalizado este proceso, añadimos el chocolate y, por último, las grosellas, intentando que la manipulación sea lo más delicada posible.
Ponemos a enfriar la masa en la nevera antes de hacer pequeñas bolitas que aplastaremos y rebozaremos con las semillas de sésamo en su cara superior. Hornearemos unos 15 minutos a 180º.

 Es interesante recordar que estas galletas crecen considerablemente en el horno, así que debemos tenerlo en cuenta a la hora de colocarlas en la bandeja de hornear para que la cocción sea uniforme por todos los lados.

Aquí están!




 La combinación de las grosellas, chocolate y sésamo es digna de probar! Os animamos a hornear y que nos contéis.

Y si nos gustó hacerlas y comérnoslas...nos rechifló fotografiarlas!!





Os recordamos que en pocos días tenemos nuestro primer Taller de Galletas Decoradas en VM17 (Vigo). Quedan muy poquitas plazas! Vamos a pasar una tarde estupenda rodeados de galletas, glasa y buena compañía! Tenéis toda la información aquí.

Besos para tod@s!!


El Sr. Potato y taller

miércoles, 6 de noviembre de 2013

Hola,

Desde que volvimos felices de Think in Cakes con el segundo premio en la categoría de galletas por nuestro "Puzzle Vintage" teníamos pendiente dedicarle una entrada a nuestro querido Sr. Potato, que se volvió a casa (mentira, se lo llevó una gran amiga a su casa, prometiendo cuidarle muy bien) compuesto y sin premio.






La idea del Sr. Potato surgió como una evolución lógica de los huevos de galleta que ya habíamos hecho este año.  Podéis consultar cómo, aquí .  Decidimos hacer algunas mejoras para asegurarnos de que todo estaría correcto en la feria, aunque nos llevamos un susto de última hora porque el primer Sr. Potato que hicimos se nos suicidó tres o cuatro días antes de la fecha tope.  Aún así, gracias a que habíamos aprendido de los problemas con los que nos enfrentamos las primeras veces, fuimos capaces de reproducirlo, y el Sr. Potato llegó sano y salvo a Expocoruña el día indicado.

¡¡¡No os podéis ni imaginar el alivio que supuso dejarlo expuesto entero!!!

Comenzamos haciendo un huevo de galleta, pero utilizando la masa de galletas de mantequilla a la que cambiamos 40 g. de harina por 40 g. de cacao en polvo, para conseguir que el Sr. Potato tuviese un color un poco más favorecedor y que la galleta en sí fuese un pelín más resistente.

Estuvimos valorando la posibilidad de hacer las piezas en galleta y glasa real, pero nos pareció demasiado complejo, ya que había muchas piezas curvas que tenían que adaptarse perfectamente a nuestro huevo, y como sabéis, ni la galleta ni la glasa real son elásticas.  Así que tuvimos que optar por modelar las piezas que componían al Sr. Potato en fondant...





Aquí las tenéis, casi listas para ser colocadas.

En todo momento intentamos respetar las proporciones, de manera que el modelado fuera lo más realista posible.  Y para ello, nada mejor que un consejero de excepción que estuvo presente durante todo el proceso, vigilante...



Como veis, el Sr. Potato original no nos dió ni un respiro.  Mirad con qué atención se dedicó a inspecionar cada una de las piezas que compondrían su "alter ego" galletil...

Una vez secas las piezas de fondant, las pegamos por partes al huevo con glasa coloreada para evitar que se viesen mucho las uniones.  Este proceso nos llevó un par de días porque las piezas había que ponerlas de la manera adecuada y esperar a que estuviesen casi fijas para poder proceder a colocar las que faltaban.

Cuando ya teníamos el huevo con sus piezas terminadas, intentamos ir un paso más allá y darle al fondant apariencia de plástico, con brillo.  Probamos con esmalte comestible, pero el brillo que conseguimos no era suficiente.  Entonces, nuestra amiga y profesora Vanina, de Viva la Tarta, nos comentó que quizá utilizando glucosa diluída conseguiríamos el efecto deseado.  Gracias, Vanina, por la sugerencia...  Tan brillante como siempre!

Para diluir, optamos por vodka, que no alteraría el color de las piezas, y aplicamos con pincel apto para uso comestible en cada una de las piezas.  Tardó unos días en secar, pero el resultado podéis apreciarlo bien aquí:




¿¿Habéis visto qué brillo??

Una vez más, ¡gracias a todos por estar ahí!

Besos,

Paula y Fuen


P.D.  Aprovechamos para recordaros que quedan muy pocas plazas para el Taller que celebraremos en Vigo el día 16 de noviembre.  Toda la info, la tenéis aquí:


¡¡Animaos!!  ¡Más besos!


Paula y Fuen

Nuestro primer taller presencial

lunes, 28 de octubre de 2013

Hola,

Hoy estamos muy contentas de anunciaros (aunque algunos ya lo habéis visto en Facebook), que el próximo 16 de noviembre, de 16 a 20 horas aproximadamente, tendremos el placer de impartir nuestro primer taller presencial de galletas decoradas con glasa.  Estas son las galletas que haremos:




Empezaremos desde cero, amasando harina, mantequilla, azúcar, huevo y vainilla para conseguir una masa de galletas perfecta para decorar.  Y posteriormente elaboraremos glasa con vosotros, tanto glasa real como glasa de chocolate, y procederemos a decorar las galletas que hemos preparado con todo cariño para vosotros, utilizando diferentes consistencias de glasa y diferentes técnicas.



No pretendemos que os convirtáis en expertos de la noche a la mañana, pero sí que si os apetece pasar una tarde de sábado diferente y le tenéis cierto respeto a las galletas decoradas con glasa, os animéis a compartir esa tarde con nosotras.  Os contestaremos a vuestras dudas lo mejor que podamos, merendaremos juntos y os llevaréis a casa las galletas que decoréis para presumir de hobby.

Toda la info del taller, y la organización la están llevando a cabo desde VM17 en Vigo, así que si os apetece venir, enviadles un correo que ellas os informarán en un momento.


¡Son sólo 14 plazas, así que apurad!

Estamos deseando conoceros y compartir con vosotros la tarde del 16 de noviembre.

Un beso grande,

Paula y Fuen

Puzzle Vintage y segundo premio en Think in Cakes

lunes, 7 de octubre de 2013

Hola,

Hoy queremos haceros partícipes de lo contentas que estamos al haber ganado el segundo premio en la categoría de galletas en Think in Cakes.  La historia de este puzzle se remonta al mes de abril, cuando fuimos a Expotarta.

Allí, además de desvirtualizar a  unas cuantas blogueras de prestigio y con caché, compramos unos cortadores de puzzle que nos aseguraron que encajaban al hornear las galletas.  Pues no.  Ni por delante, ni por detrás, ni por arriba ni por abajo.

Pero el puzzle había que conseguir hacerlo.  Y a ser posible, antes del 27 de septiembre, ya que ésta era la fecha límite para la recepción de las galletas que participaban en Think in Cakes y estábamos decididas a conseguirlo.

 Durante varios meses la idea estuvo presente en nuestras cabezas, unas veces con más intensidad, otras con menos, hasta que fuimos capaces de enfocar el problema desde una perspectiva diferente.  El truco estaba en conseguir abstraerse del puzzle y verlo como una única galleta y no como 9 piezas que encajaban entre sí.  Y decidimos probar con un único cortador, nada convencional, y ver si dando dos cortes a la galleta en horizontal, y otros dos en vertical conseguíamos el efecto deseado.

Esta es la foto del primer boceto que nos hicieron tras la primera conversación mantenida con nuestro "arquitecto" particular, previa a la construcción del cortador.


Hicimos la primera prueba y vimos que, efectivamente, la idea era buena.  Ahora nos quedaba conseguir que los bordes de las galletas y el encaje de las piezas fuesen absolutamente perfectos, porque al cortar la macrogalleta en caliente los salientes del cortador no dejaban bordes todo lo limpios que nos gustan.  Y si cortábamos en frío antes de meter en el horno, las nueve piezas por separado, el encaje no era perfecto, porque, como bien sabéis, en el horno la masa se expande y cada pieza lo hacía como mejor le parecía. La solución fue el término medio,  marcamos el corte del puzzle en el galletón de 21 cm de lado hasta la mitad aproximadamente de la galleta y en el mismo momento de sacarlo del horno procedimos al corte completo, separando ya las piezas para que enfriaran por separado en la rejilla.




A partir de ahí. glaseado y pintura...  Escoger la imagen no fue complicado porque nos pareció ideal desde el primer momento, así que echamos mano a los pinceles y a pintar!!!

El resultado ya lo habéis visto muchos de vosotros...  Gustó a muchos y al jurado de Think in Cakes!! Así que nos trajimos a casa el 2º premio y un montón de emociones vividas ese domingo en donde  pasamos una tarde estupenda rodeadas de familia, amigos y grandes profesionales de la repostería.

No podemos dejar de daros las gracias por los mensajes de cariño y felicitaciones que estamos recibiendo! Como siempre, agradecidas por que estéis ahí!






Besos a tod@s y hasta la próxima!!

Fuen y Paula.

P.D: Lo poco que sabemos de pintura, te lo debemos a tí, Vani de Viva la Tarta. Muac!!

P.D2: Pero el puzzle no se fue solo de concurso...  Iba acompañado de un precioso Mr Potato que os presentaremos en los próximos días.

Adiós al verano...

lunes, 16 de septiembre de 2013

Aunque por nuestra tierra seguimos con unas temperaturas la mar de veraniegas, algo nos dice que el otoño está llamando a la puerta. Vuelta al cole, aulas rabiosas de energía...y en casa, fogones al 100% y miles de ideas rondando por ambas cabezas!!

Y una de ellas, y muy improvisada es esta que os traemos en esta entrada de nuestro blog (sí, ciertamente un poco abandonadillo...sniff). De un viaje excepcional por Gran Bretaña nos trajimos una bolsa de marshmallows pequeñitas, pequeñitas, y, claro, había que usarlas en algo que no fuese hincarle el diente, así, sin más.

Se nos ocurrió meterlas en una masa de chocolate de cupcakes teniendo muy en cuenta qué le iba a suceder una vez en el horno. Allá vamos!

Bocaditos de chocolate con marshmallows

- 2 huevos medianos
- 100 gr de azúcar moreno
- 125 gr de mantequilla, previamente retirada de la nevera para conseguir "punto pomada"
- 150 gr de harina fina para repostería
- 2 cucharadas de chocolate para repostería Valor
- 1 cucharadita de levadura química
- 70 ml de leche
- Esencia al gusto.
- Un buen puñado de marshmallows

Precalentamos nuestro horno a 160º con calor superior e inferior.

Batimos la mantequilla a la que le incorporaremos el azúcar moreno. En cuanto consigamos ligar bien ambos elementos, añadimos los huevos uno a uno.Mezclamos la harina con el chocolate en polvo y la levadura química e incorporamos poco a poco. Añadimos la leche y, para finalizar, la esencia. Introducimos los marshmallows, y mezclamos con una cuchara.



Preparamos cápsulas para cupcakes en nuestra bandeja y las llenamos aproximadamente 2/3 de profundidad y...al horno!
Como cabía esperar, los marshmallows se derriten con esa tamperatura! Y qué gracia tiene??, preguntaréis... Debido al calor, suben a la superficie y crean una especie de capa costrosa (tranquilos, está rica!!) que, al hincarle el diente  queda espectacular con el bizcocho de chocolate.

Una vez recién sacados del horno y enfriados en su rejilla correspondiente, se nos ocurrió retirar la cápsula y quedaron así de bonitos, pero todavía más ricos!!




Un beso grandote a todos y, como siempre, gracias por estar ahí!

P.D: Sí, las cucharitas de colores son de Cath Kidston, de su tienda de Notting Hill. Os recomendamos encarecidamente que NO entréis en esa página o acabaréis queriendo comprarlo todo!!!!!

Tarta de plátano

viernes, 16 de agosto de 2013

Tenemos un verano productivo e inspirado reposterilmente...además de ligeramente improvisado! A las cookies de nuestra entrada anterior le han salido much@s fans y más de una variación!! Y como hablamos de variaciones, navegando por uno de nuestros blogs favoritos, Kanela y Limón, nos inspiramos para llegar a la receta de la tarta de plátano.





Vamos con los ingredientes:

Para la base:

- 200 gr de galletas tipo "maría"
- 150 gr de mantequilla que previamente hemos sacado de la nevera al menos un par de horas.

Para el relleno:

- 3 plátanos grandes
- 2 yemas de huevo
- 100 gr de mantequilla, previamente retirada de la nevera 
- 1 lata de leche condensada (aprox. 350 gr)


Inicialmente precalentaremos nuestro horno a 180º (calor arriba y abajo). Machacamos las galletas y mezclamos con la mantequilla. Puede ser necesario un ligero pase de batidora para conseguir una pasta fácilmente trabajable. Untamos la base de nuestro molde y las paredes.
Horneamos unos 10 minutos. Es posible que la pasta de galletas y mantequilla se desmorone mientras se encuentre en el horno...no problem!. En cuanto salga del horno y con cuidado de no quemarnos, la recolocamos.
Batimos los plátanos y la mantequilla hasta conseguir un punto puré. Añadimos las yemas y acto seguido, la lata de leche condensada.
Una vez la base de galletas y mantequilla esté fría, introducimos el relleno y de nuevo al horno.
En unos 15-20 minutos conseguiréis un postre rico, y fácil de hacer!!

A disfrutarlo!
Besos a todo@s y, como siempre, mil gracias por estar ahí!





Cookies con trocitos de chocolate y paisajes de Galicia

viernes, 9 de agosto de 2013


Hola,

Mirad qué paisajes...   

(Esta foto pertenece a la web de Esgalicia.  Playa de Figueiras, Cariño, La Coruña.)


(Esta foto pertenece a la web de Turgalicia.  Playa de Figueiras, Cariño, La Coruña.)

Aunque no lo parezca porque nuestros hornos siguen trabajando, estamos de vacaciones.  Lo bueno de pasar unos días fuera de casa con la familia son los buenos ratos que pasamos acompañados de gente de la que no podemos disfrutar todo lo que nos gustaría durante el resto del año.  Y lo malo, que estando fuera de casa, hornear algo se convierte en una odisea porque como bien sabéis, cada horno es un mundo.

Cuando decidimos ir a pasar el día a casa de mis tíos, en una pequeña casita en la playa de Figueiras, en Cariño (La Coruña) y me dijeron que seríamos 18 personas entre niños y pequeños, estuve dándole vueltas a lo que podía llevar para la merienda, que cundiese mucho y que no necesitase de material "específico" como boquillas o mangas, ya que, como podéis imaginar, no las traía conmigo.  Y me acordé de las Cookies de toda la vida, las de trocitos de chocolate, que además de ser deliciosas, no requieren demasiado lío, ni siquiera una batidora de varillas.





COOKIES

Ingredientes:

125 g de mantequilla
100 g de azúcar moreno
100 g de azúcar blanco
1 huevo
1 cucharadita de vainilla
1 cucharadita de sal
1 cucharadita levadura tipo Royal
300 g aproximadamente de harina normal de repostería
Pepitas de chocolate (aproximadamente 150 g)
Frutos secos (opcionales)

Ponemos el horno a calentar a 180 grados aproximadamente, sin aire.  O 160-170 grados si queréis usar el aire.
En un bol grande, ponemos los dos tipos de azúcar, la sal y la mantequilla a temperatura ambiente e integramos bien, utilizando la varilla.  
Una vez cremoso, añadimos la vainilla y el huevo y volvemos a integrar.  
Añadimos entonces la harina y la levadura juntas, sin necesidad de tamizar, y obtenemos una masa que no debería pegarse a las manos demasiado.  Si veis que se os pega, añadid un poco más de harina.  Ya sabéis que la cantidad de harina en las masas no es siempre la misma, sino que factores como la humedad o la temperatura pueden hacer que necesitemos un poco más o un poco menos.  Lo importante, que no se pegue a las manos.  
En último lugar, ponemos los trocitos de chocolate y los frutos secos si es que queremos añadirlos.
Y metemos la masa en la nevera para que coja un poco de cuerpo.  Como mínimo una horita u horita y media.  La diferencia entre meter la masa en la nevera y no hacerlo es muy simple.  Si queréis galletas planas, no enfriéis la masa, de manera que al entrar en el horno se derretirá antes y se expandirá más.  Si, por el contrario, queréis galletas más redonditas, debéis dejar que enfríe un poco para que al entrar en el horno la masa tarde más en derretirse y crezca hacia arriba.
Con la ayuda de dos cucharas de postre, hacemos bolitas de un tamaño homogéneo y las ponemos encima de un papel de horno en la bandeja del horno, dejando separación entre ellas porque crecen un poquito.  Con un dedo, las aplastamos por arriba, para que no sean todas iguales.

Horneamos aproximadamente 15 minutos, o hasta que los bordes empiecen a dorarse.  Cuando salen del horno están blanditas pero endurecen después, así que no os preocupéis si al sacarlas parece que no estén hechas.  Deben estar doradas por debajo, pero no quemadas.

Estas galletas son un valor seguro, y se pueden hacer múltiples variantes, como podría ser sustituir parte de la harina por cacao puro en polvo, y obtener unas galletas estupendas de chocolate doble, o incluso triple si parte de las pepitas las ponemos de chocolate blanco o con leche...

Espero que os gusten y que las probéis con todas las variaciones posibles y nos contéis qué tal os ha ido.

Muchos besos,

Paula y Fuen.

Fresa y chocolate

sábado, 20 de julio de 2013

Hace semanas que tenemos pendiente esta entrada en el blog y, por fin, nos hemos sentado a escribirla!
La idea de las galletas de fresa y chocolate rondaba por nuestras cabezas un tiempo...¿cómo hacer algo original mezclando glasa de chocolate, masa de mantequilla y masa coloreada?

Y salió esto!!!!





Horneamos las galletas redondas, utilizando la receta de masa de mantequilla y las fresas. Éstas están hechas con masa coloreada con "Extra Red" de Sugarflair. Una vez reposadas, glaseamos el penacho de cada fresa y esperamos a su secado.

La glasa chocolateada de las galletas redondas es nuestra adorada glasa choco ( aprovechamos para  animaros a probarla a los que todavía no lo habéis hecho!). Inmediatamente colocamos las fresas encima para conseguir que la glasa choco cubriese parte del borde.




Y voilà!! A fotografiar!!!

Pero...entonces se nos ocurrió que esa glasa choco podía dar más juego y habría que probar a incluirla en los "props" de la foto!! Por qué no intentar hacer con ella una cucharita??




Sí, sí, cucharitas de glasa choco!!!! Y no una, sino dos!!

Esperamos que os haya gustado la idea. Gracias, como siempre, por seguirnos, estar ahí y animarnos con vuestros comentarios.

Besos a tod@s!
P.D: Vani, Belén, Gloria, Miriam, Estíbaliz...nos encanta que os hayan gustado!!

¡¡¡¡FIESTA (SORPRESA) PIRATA!!!!

martes, 4 de junio de 2013

Hola,

En primer lugar, nos gustaría disculparnos por tener el blog tan abandonado.  Hemos estado haciendo un montón de cosas, desde finales de abril que fuimos a Expotarta y "desvirtualizamos" a varias blogueras míticas con las que pasamos un rato estupendo y nos reímos de lo lindo.

Pero es que ha llegado el momento de la vida de nuestros niños en que hacen la Primera Comunión, y esto nos está ocupando bastante tiempo.  Bueno, eso y el resto de las cosas del día a día ;)

La primera de las dos Comuniones que tenemos este año fue el domingo pasado, la de Elena. 

Elena, la princesa pirata.


Elena es una niña muy viva, a la que no le gusta nada lo "cuqui", lo rosa, ni lo que tenga que ver con muñecas ni princesas, sino que juega al fútbol, nada en un equipo de natación y se pirra por las consolas.  A la pobre estuvimos durante dos meses tomándole el pelo y llegó a creer que la fiesta de su Primera Comunión sería ¡¡de princesas!!  Y como a mí me ha dejado por imposible, la pobre iba a hablar con su padre y le decía: "Papiiii, creo que mamá se está volviendo loca...  Organizarme a mí,  ¡¡A MÍ!! una fiesta de princesas...  ¡¡¡Pero si nunca me han gustado!!!"...  Y su padre, que sabía lo que estábamos tramando, nos seguía el juego para mayor desquicie de la niña.  ¡Fue divertidísimo!
Y Elena, la verdad, andaba un poco desencaminada.  Porque aunque sí hubo princesas en la fiesta (empezando por ella), las princesas eran ¡¡PIRATAS!! 

El Capitán Barbarroja

Imaginaos su cara cuando irrumpieron los piratas de 2D Animación en el lugar en el que estábamos tomando ya el postre, con música de los "Piratas del Caribe" sonando a todo volumen, y les pusieron a todos los niños un sable pirata y un gorro y se los llevaron a la "Búsqueda del Tesoro".  A partir de ese momento, nos volvimos locas y empezamos a colocar cada cosa en su lugar:

La madrina de la niña, Silvia de Na Lúa Dulce, quiso desde el principio ayudarnos con la mesa de dulce y nos envió varios bocetos de muñecas en torno a los que giraría la papelería de la fiesta.  La muñeca seleccionada, como podéis ver, es preciosísima (o, por lo menos, eso nos parece a nosotras)


Decidimos en aquel momento que la mesa de dulce se compondría, además de la tarta,  de chuches, galletas de barco pirata, bizcochos con sable pirata en su interior y macarons y que los recordatorios serían galletas con la imagen de la princesa pirata que Silvia nos había diseñado.  Ella se encargaba de la papelería, lo que nos permitió cierto desahogo  :))

Todo tenía que estar decorado en rojo, negro y blanco, desde los manteles hasta las servilletas, pasando por los centros de mesa.

En la pared, Silvia nos hizo unas banderolas con el nombre de la niña y las piratas, que colgamos encima de la mesa de dulce:



Hicimos unos árboles con moras de gominola negras y rojas y les pusimos unos regalices enormes alrededor del palo que los sujetaban para que lo tapasen y los colocamos a los lados de la mesa.  Hay que agradecerle también al Dr. Buenadicha su buen hacer con la carpintería, él fue el que se encargó de que los árboles se mantuvieran de pie, perfectamente estables, a pesar de que la base sobre la que descansaban no era la más apropiada.



Hablé con las chicas de Divina´s Cookies and Cakes en Vigo para encargarles la tarta, porque fui consciente desde el primer momento que el trabajo que harían ellas sería increíble (Mónica, qué manos tienes!) y la tarta, que estaba deliciosa, de merengue suizo de chocolate, presidía la mesa con la figura modelada en pasta de azúcar de la princesa pirata que habíamos elegido en el piso de arriba, y en el del medio, la simpática calavera que le daba uniformidad a toda la decoración








A los lados, los bizcochos con sable pirata que no nos dio tiempo a fotografiar por dentro, porque cuando nos dimos cuenta habían desaparecido.  Literalmente.





Las bolsitas que veis negras y rojas contenían los recordatorios de la Comunión, galletas que reproducían la princesa de la fiesta.







Y delante de todo, las galletas de barco pirata, hechas con nuestra glasa de chocolate, que además texturizamos en el casco dándole apariencia de verdadera madera. 


Aquí tenéis dos fotos mucho mejores de las galletas....






Todo, salvo la tarta, fondant-free.  Como a nosotras nos gusta.  Y a la vista de lo que duró todo, a los niños también.





Desde aquí queremos agradeceros a todos el esfuerzo que habéis hecho para conseguir una fiesta tan estupenda, el cariño con el que nos habéis ayudado y la profesionalidad de la gente que hemos contratado.  Ha sido un ataque pirata memorable:  la niña no pudo estar más contenta, nos reímos todos mucho, y aunque también trabajamos un montón, disfrutamos de la fiesta y de las caras de los niños cuando vieron todo el despliegue pirata como el que más.

¡Gracias!




Besos piratas!


Paula y Fuen