¿ Cómo empezar?

jueves, 7 de junio de 2012

Siempre por el principio, jeje...La masa de nuestras galletas!! Será el primer paso para conseguir unas galletas exitosas.
Encontraréis miles de entradas en la web acerca de este tema así que tampoco voy a extenderme mucho, simplemente contaros cómo hago yo la receta de mis galletas y mis pequeños trucos. Una web que me ayudó en mis inicios y que sirve de inspiración a much@s de los que nos dedicamos a la pasión reposteril es www.elrincondebea.com, que seguro ya conocéis!, pero por si acaso aquí os la nombro.

Mi receta:
- 500 gr harina blanca (la normal de toda la vida, no especial reposteria ni nada por el estilo...)
- 250 gr de mantequilla a temperatura ambiente.
- 150 gr de azúcar glas
- Leche para ligar la masa
- Esencia al gusto/Cacao en polvo

Tiempo de horneado: 10-18 minutos (dependiendo del tamaño de la galleta), temperatura 170º con calor superior e inferior en el horno.

Mezclamos la harina con el azúcar glas en un bol.




 Incorporamos la mantequilla y amasamos hasta que la masa se nos desmigue, momento en el que incorporamos poco a poco la leche junto con la esencia escogida.




 En el caso de que vayamos a hacer galletas de chocolate, mezclamos 3-4 cucharadas del cacao en polvo con la harina y el azúcar antes de incorporar la mantequilla.
Amasamos hasta poder formar una bola sin que la masa se nos quede pegada a la encimera. Cortamos superficialmente en 4 trozos  la bola y la empaquetamos con film transparente para colocarla en la nevera.




Mis trucos...allá van!

-Importante la organización y previsión!! Yo suelo dejar la mantequilla fuera de la nevera varias horas antes de ponerme con elaboración de la masa.He leído sobre este tema en muchos blogs y en muchos de ellos dice que pueden ser necesarias unas 2 horas. En mi caso y con el frío del norte ya os digo que no llegan!  ¿Cómo podemos saber que la mantequilla está en su punto para comenzar? Muy sencillo!, si al apretarla con el dedo no opone resistencia, vaya, que está blandita. Esto provocará que el amasado sea menos costoso y las galletas queden más ricas.

- El azúcar glas tiene que ser eso, azúcar glas! No nos sirven sustitutos como azúcar glas realizado con la Thermomix.

- ¿Cuánta leche necesitamos? Otra buena pregunta que también dependerá de la zona en la que vivamos, época del año, humedad, etc... Yo he llegado a tener que añadir 10 cucharadas en algunos momentos del año y, sin embargo, en otras épocas, con 4-5 es suficiente. El truco está en ir añadiendo la leche poco a poco hasta conseguir que la masa, inicialmente desmigada, se ligue sin que quede pegajosa.

- Como véis, mi receta no lleva huevo. Es un tema personal y de gustos!

- He probado a amasar en amasadora y como mejor me resulta es...metiendo las manos en la masa!! Eso no significa que toda repostera, incluso la más aficcionada no suspire por una Kitchen Aid!!!

- Sobre las esencias...¿qué os voy a decir? Todo será cuestión de gustos...mis preferidas son las de sabor naranja, que pegan estupendamente con la glasa de sabor a cítricos!. Tened en cuenta el sabor de las galletas para el posterior sabor de la glasa! Como os decía anteriormente se pueden añadir varias cucharadas de cacao en polvo sin azúcar (especial repostería) para hacer galletas de chocolate!

- Suelo dejar la masa en la nevera unas 2-3 horas, momento en que recupero uno de los cuatro trozos de la bola y la estiro. Para l@s que empezáis, recordad que debemos de estirar la masa tras colocar papel de hornear por encima y por debajo, es decir, nunca ponemos en contacto el rodillo sobre la masa sino sobre el papel de hornear. Otro tema importante es el grosor de las galletas, que debe ser uniforme en toda la galleta, tema imprescindible para la posterior decoración!. Aquí entra en juego un elemento muy importante...los niveladores de masa!!, que nos van a permitir que nuestras galletas tengan el grosos elegido en toda la superficie. Pueden comprarse en cualquier tienda de repostería, incluso algunos rodillos ya los traen incoporados. También podéis encontrar listones de diferentes grosores en muchas ferreterías. Lo más frecuente es que las galletas tengan un grosor de 5-6mm así que, objetivo importante, conseguir unos listones de dicho grosor!!!



Colocad los cuatro trozos de masa estirados, unos encima de otros y ponedlos nuevamente en la nevera.  Yo suelo dejarlos de un día para otro. Si tengo mucha prisa por hornear las galletas se van directamente al congelador un par de horas. Con esto conseguimos una masa dura y que será fácil de cortar, permitiendo que la forma de nuestras galletas se conserve al pasarla del papel de horneado a la bandeja del horno.
Cortad la masa intentando que las galletas que vayáis a hornear a la vez tengan un tamaño similar.
Los trozos restantes de la masa pueden ser nuevamente utilizados (eso sí, no más de 2-3 veces porque las galletas pierden su textura.

- Colocad las galletas cortadas en una bandeja de horno que esté fría ya que sino las galletas perderán su forma nada más colocarlas.

- Hornead hasta que las galletas comiencen a dorarse por los bordes. Al sacarlas tened cuidado ya que las encontraréis blanditas; a medida que enfríen se endurecerán. Dejadlas unos 5 minutos en la misma bandeja del horno y posteriormente pasadlas a una rejilla hasta que estén completamente frías.

- Las galletas pueden guardarse y conservarse perfectas hasta un par de meses. Se mantienen perfectas en las típicas cajas de galletas que todos tenemos por casa manteniendo perfectamente su consistencia.

Espero que disfrutéis del post!! Horneamos??

No hay comentarios

Publicar un comentario